Para nadie es un secreto el crecimiento que está teniendo el comercio electrónico en toda América Latina, al punto de que algunos minoristas estadounidenses ya están volteando a mirar con buenos ojos oportunidades de crecimiento. Siendo esto así, no es descabellado pensar que los pequeños empresarios con marcas personales puedan tener carritos de compras en sus sitios web, tal cual lo tienen las empresas de productos y distribución, ¿cierto?

Cualquier marca puede a través de su web ofrecer productos/servicios, lo importante es tener la creatividad para hacerlo, de forma de que puedan diferenciarse de la competencia. Ahora, propiamente en relación al carrito de compras, claro que una marca personal puede tener un carrito de compras con pasarelas de pago incluidas. Para aquellas que quieren implementar un carrito de compras en la web y no saben por dónde empezar les dejamos algunas ideas:

1) Deja los puntos claros: Independientemente del tipo de servicio que prestes, debes dejar los puntos claros con los usuarios que visiten la web. Esto porque en definitiva te ahorrará muchos dolores de cabeza al indicar con precisión: medios de pago disponibles, tiempos de entrega del servicio, si la entrega será en reunión presencial o virtual, garantía de reembolso parcial o total (si existiese), todo esto debes señalarlo.

2) Comparte testimonios de clientes actuales: Esto te ayudará muchísimo, ya que esos usuarios al ver que otras personas han resuelto su problema con tu servicio, seguro se sentirán atraídos a contratarte. Si estás empezando y no tienes clientes, puedes hacer intercambio comercial con alguna marca, así ganas el servicio por el intercambio en sí, y al mismo tiempo puedes pedir un testimonio de cómo les fue con tu gestión.

3) Esmérate en generar confianza en tus clientes: Esto es vital, dependiendo del éxito en la operación comercial a través del carrito de compras, tu ahora cliente tendrá la confianza de repetir el proceso contigo, y mejor aun, podrá recomendarte en su círculo social, lo que se traduce en potenciales nuevos clientes. Asegúrate de incluir en todo el proceso, el servicio post-venta, tus clientes lo agradecerán.

4) Ofrece paquetes de ser posible: Es probable que un servicio a incluir en tu carrito sea una asesoría en tu campo de acción, dando además la opción posteriormente de realizar el pago, que el usuario pueda escoger dentro de tu calendario, la fecha y hora en que recibirá dicha asesoría, incluso seleccionar a través de qué herramienta. ¿Qué pasaría si ese usuario pudiese escoger un paquete de asesorías en vez de una sola? Por ejemplo, una asesoría en $10.00 y tres en $25.00. Esto en definitiva sería un gancho clave, eso sí, debes colocar en las condiciones de contratación el tiempo máximo para hacer uso de las mismas.

¿Tienes una marca personal? ¿Te gustaría tener un carrito de compras en tu web? Te leemos.

Suscríbete a nuestro boletín y sé el primero en enterarte de nuestros nuevos artículos: